Press "Enter" to skip to content

Posts published in “Artículos en español”

Por Patricia Ferreira y Guido di Gennaro

Salvatore Borsellino: «Ritucha, ahora tendré también tu sueño por el que luchar»

Fallecimiento de Rita Borsellino
Rita Borsellino

por Salvatore Borsellino

Adiós Ritucha, creo que yo era el único que todavía te llamaba así, como te llamaba nuestro padre, que entre todos sus hijos tenía ojos solo para ti, te tomaba en brazos solo a ti, la más chiquita, provocando la envidia de nosotros, los hijos varones mayores, que para hacerte enojar te decíamos que tú no eras, como nosotros, hija de nuestros padres, sino que habías sido adoptada de una familia de gente pobre que no te había llamado Rita, sino «Scurpidda» (rama seca). Y tú rompías a llorar, pero después, al ratito, te olvidabas de todo y te ponías de nuevo a buscarnos para recibir nuestras caricias, con aquella sonrisa que te hacía brillar el rostro ya desde pequeña y a la que no podíamos resistir.

Esa sonrisa tuya que te quisiste llevar demasiado pronto, para ir a buscar la Verdad por la que tanto combatiste directamente de Paolo, de nuestra madre, de Adele, la otra hermana nuestra, la mayor de todos, a la que le decíamos «materna» solo porque tenía unos pocos años más que nosotros y por eso prefería estar con los «grandes» antes que participar en nuestros juegos demasiado «de niños».

Tú ahora sabes la Verdad, pero me dejaste luchando solo, en esta tierra, por la Verdad y la Justicia para aquellas masacres, que en 1992 cambiaron nuestra vida.

Pero no temas, no dejaré de luchar, no me siento solo, no me siento más débil.

Si antes tenía solamente la luz de Paolo para iluminar mi camino, para darle fuerza a mis piernas, a mis palabras, ahora tendré también la tuya.

Si antes tenía solo el sueño de Paolo por el que luchar hasta el último día de nuestra vida, como nos hizo prometer nuestra madre cuando nos llamó al día siguiente de aquel tremendo 19 de julio, ahora tendré también tu sueño por el que luchar y no será difícil porque el tuyo, como el de Paolo, es solo un sueño de amor.

(Traducción del italiano: Patricia M. Ferreira)