Press "Enter" to skip to content

La mafia de Barcelona Pozzo di Gotto en tiempos de pandemia (y de la razón que duerme)

29 Aprile 2020

Fabio RepiciLa última excarcelación por COVID-19 que se dio a conocer, causa sensación. Angelo Porcino, importante mafioso de la ciudad de Barcelona Pozzo di Gotto, obtuvo el beneficio del arresto domiciliario y desde la cárcel de Voghera volvió a la ciudad donde es uno de los exponentes más importantes de Cosa Nostra.

Porcino, como lo demuestran los documentos del proceso, es uno de los afiliados más fieles de Rosario Cattafi, el mafioso de Estado emblema de la criminalidad organizada de la ciudad situada en la provincia de Messina.

Mientras que una cierta antimafia o anti-antimafia se ocupa de otras cosas, nosotros hacemos el resumen en lo que se refiere a Barcelona Pozzo di Gotto, donde Rosario Cattafi fue puesto en libertad el 4 de diciembre de 2015 por el Tribunal de apelación de Messina, con una medida que aplicó ad personam un principio de jurisprudencia desconocido en aquel momento a las cuestiones judiciales de mafia.

Entre los mafiosos más cercanos a Cattafi figuraban los nombres de Giuseppe Gullotti, de Angelo Porcino y de Santino Napoli.

Gullotti, jefe del ala militar de Barcelona P.G., condenado con sentencia firme por el homicidio del periodista Beppe Alfano, todavía (¿por cuánto tiempo más?) está en la cárcel. Sin embargo, a pesar de ser acusado de corrupción en actos judiciales junto con el magistrado Olindo Canali y con el colaborador de justicia Carmelo D’amico y a pesar del hecho de que entre las acusaciones de corrupción una se refiera a la ayuda que recibió ­­– según la Dirección de Distrito Antimafia de Reggio Calabria – del magistrado Canali para anularle la condena por el homicidio Alfano, Gullotti obtuvo del Tribunal de apelación de Reggio Calabria la instauración del juicio de revisión sobre el homicidio Alfano. Sí, nadie podría creerlo pero es así: un juicio de revisión que parece un cuerpo del delito.

Angelo Porcino, condenado con sentencias firmes por asociación mafiosa y extorsión agravada, ha podido volver a respirar el aire de casa que tanto extrañaba y que probablemente le hará bien a la salud, que hasta ahora no había parecido periclitar, al menos hasta el momento en que, hace solo unos pocos años atrás, se lo veía presente en las audiencias. Sí, porque naturalmente el principio según el cual los mafiosos deben afrontar los procesos como presos vale en toda Italia pero – Cataffi docet –­ no siempre en Barcelona P.G.

La prueba de esto es el tercer compinche de Cattafi, el jefe mafioso de Milazzo Santino Napoli. Este último disfrutó desde un primer momento del código Cattafi: el 24 de enero de 2018, tras haber sido sometido a una medida cautelar por asociación mafiosa en la operación “Gotha 7”, no pasó ni siquiera un día en cárcel. No estaban indicados motivos de salud (y por otro lado nadie los conocía, lo que sí se conocía era su papel desbordante en el control del sistema sanitario de Milazzo). Sin embargo, el juez de instrucción decidió desde el primer momento por el arresto domiciliar.

En cambio, otra persona en Barcelona P.G. en estas horas y desde hace mucho tiempo sufre los efectos de un estado de salud que definir como precario es realmente minimalista. Hablo de Gioacchino Manca, el sí en estado de arresto domiciliar por sus sufrimientos, junto con la señora Angela que lo cuida, mientras ambos lloran por el recuerdo de su hijo, Attilio Manca, muerto hace más de 16 años en la ciudad de Viterbo.

Sí, el nombre de Angelo Porcino es exactamente uno de los que aparecen en el expediente sobre el homicidio Manca. Diez días antes de la muerte del urólogo de Barcelona P.G., su primo Ugo Manca, otro amigo de Rosario Cattafi, le había anunciado la visita de Porcino a Viterbo. No se sabe bien si era para una consulta sanitaria. No se sabe ni siquiera si esa visita se realizó. Sabemos que poco después Atilio Manca murió. Quién sabe si alguien se acordará de preguntarle a Porcino sobre aquella cuestión. Si ya no es peligroso y ha podido volver a Barcelona P.G., ¿querrá, quizás, aclararlo todo?  

Fabio Repici (Antimafia Duemila)

Artículo original en italiano:
La mafia barcellonese in tempi di pandemia (e di sonno della ragione)

Traducción al español: Patricia M. Ferreira

Comments are closed.